El Museo

 El Museo de Bellas Artes de         Murcia es una de las instituciones   con más arraigo de nuestra   Región.  Su origen se halla   vinculado a la Comisión Provincial   de Monumentos de Murcia (1844),   cuyos trabajos de preservación y   conservación del patrimonio en   aras de la instauración de un   Museo Provincial se materializan   en 1864. Es en este año cuando se crea el Museo Provincial de Pintura y Escultura, al cual, más tarde, se le agrega la Sección de Arqueología.

El Museo, inaugurado en 1910, es obra del arquitecto Pedro Cerdán Martínez, quien plasma las premisas del eclecticismo arquitectónico. Posteriormente será reformado por arquitectos como Pedro Sanmartín Moro (1973-1975) y Manuel Cuadrado Isasa (1998-2000).

En la actualidad el MUBAM desarrolla un programa basado en la historia de los estilos y la cronología de la colección expuesta, atendiendo a una exhibición de planteamiento didáctico y cuyo fin último es el acercamiento de las obras a los visitantes.

Por otro lado, los otros fines del Museo, como la conservación, adquisición, investigación y difusión han estado garantizados desde antiguo. Ello viene demostrado por hechos como la publicación del Boletín del Museo Provincial de Murcia, la creación de la Biblioteca de la Comisión P. De Monumentos, con joyas como las ediciones del Vitrubio del S. XVIII, o las Comedias de Leandro Fernández de Moratín (ed. S. XVIII), así como otros volúmenes de los siglos XVII al S. XIX.

Respecto a las adquisiciones del Museo hay que referir la capacidad de primero, la Comisión Provincial de Monumentos y, después la Junta de Patronato, que propiciaron diferentes donaciones, compras y depósitos en los primeros años. 

Obras como El martirio de S. Agapito de Palestrina de Odazziel Retrato de D. Javier Fuentes y Ponte de Federico de Madrazo o la colección de tablas de Carlos de Haes, corroboran la importancia del Museo que durante décadas promovió la protección y conservación del patrimonio. Destacadas instituciones museísticas ceden, a su vez, obras de arte, tal es el caso del Museo Nacional del Prado que deposita importantes fondos pictóricos desde mediados del siglo XIX o el Museo de Bellas Artes de Valencia. También cuenta con diferentes colecciones pictóricas de los siglos XVI al XIX adscritas a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Todo ello en aras de la difusión, protección y fomento de nuestro patrimonio histórico.