Voltar

El Cristo de las Isabelas

El Cristo de las Isabelas

#QuédateEnCasa y descubre el Museo Santa Clara

 

CRISTO DE LAS ISABELAS

 

 

Ca. 1770. Francisco Salzillo. Madera policromada y dorada. 

Cristo Crucificado o de la Buena Muerte de las Isabelas, actualmente también conocido como Cristo de Santa Clara. Se trata de una obra de madurez realizada en torno a 1770 y constituye una obra de excelencia del escultor barroco. Es una imagen de bellas y delicadas proporciones, donde se han cuidado en extremo los detalles. Frente a otros crucificados en actitud agónica como el Cristo de la Esperanza o el del Fascistol, en esta obra, el escultor representa un Cristo ya muerto, con una expresión serena y armónica. A su vez destaca el tratamiento dado al paño de pureza y a los cabellos y un excelente uso de la policromía. Todo ello demuestra el virtuosismo del maestro. La cruz es de época y de una gran calidad, está realizada en madera policromada y dorada, y presenta una rica decoración elaborada mediante la técnica del oro fino burilado.

La talla procede del convento de monjas franciscanas de Santa Isabel, de Murcia, complejo conventual construido en 1598 en lo que hoy se conoce como Plaza de Santa Isabel y que fue demolido durante las desamortizaciones de Mendizábal en 1836. La obra pasó posteriormente al Monasterio de Santa Clara, donde permaneció en la clausura hasta que el Museo abrió sus puertas al público en el año 2005. La cofradía del Santo Sepulcro procesiona la imagen todos los Viernes Santo por la noche y el traslado a la Iglesia de San Bartolomé desde el Monasterio de Santa Clara, la mañana del Jueves Santo, es uno de los más bellos y solemnes de toda la Semana Santa murciana. 


Para más información ver el vídeo adjunto.