戻る

SALVADOR DALÍ: Obra gráfica

Museo Regional de Arte Moderno de Cartagena (MURAM) · Desde el 20/11/2015 al 03/04/2016

Salvador Dalí era un artista de otro tiempo, según el mismo Picasso "el último pintor renacentista que le queda al mundo". De hecho, de haber vivido en el Renacimiento, su genio hubiera sido casi normal, pero en el tiempo que le tocó vivir, calificado por él mismo de "cretinizante", su arte representaba una provocación permanente.

Como los hombres del Renacimiento, Da Vinci, el Bosco o Miguel Ángel, el artista poseía la curiosidad universal que mueve a la conquista de lo irracional. Dalí en cierto modo fue de los pocos que redirigió el camino del arte hacía nuevas interpretaciones. Tras la tesis de "la muerte del arte" y la moderna crisis estética de las vanguardias de principios del S. XX que, en un mundo poseído por la desesperación y la negatividad, vacían la creación artística de contenido y significado, Dalí fue uno de los pocos que propuso un camino de salvación, un artista cuyo proceso creativo provenía de la intuición, el genio, la previsión, y la comprensión, un hombre con una curiosidad insaciable. Para conocer el mundo de Dalí es necesario conocer el surrealismo, aunque Dalí existe por sí solo, de alguna forma él es surrealismo puro, él y su obra son una misma cosa, un mismo universo del que todavía hoy queda mucho por descubrir.