返回

La Pieza del día · El barro se hizo vasija

La Pieza del día · El barro se hizo vasija

#QuédateEnCasa con la Pieza del día del MAM

 
“EL BARRO SE HIZO VASIJA”
 
 
La invención de la cerámica es, sin duda, uno de los grandes avances de la humanidad. La posibilidad de producir recipientes a partir de la arcilla, cocida al fuego, les dotó de un sinfín de posibilidades vitales para su subsistencia, sobre todo a partir de la sedentarización del hombre.
 
La cerámica permitió al hombre fabricar vasijas donde servir, elaborar, transportar y almacenar las materias primas básicas, sobre todo alimenticias: agua, grano y legumbres.
 
Igualmente, les dotó de una gran variabilidad de formas y dimensiones, pudiendo crearse desde escudillas y cuencos pequeños, a recipientes medios para cocinar (cocer) al fuego, hasta grandes vasijas (tinajas) para su almacenamiento y conservación
 
En este caso, presentamos una olla globular con asas, fragmentaria; uno de los primeros tipos cerámicos documentados, de época neolítica. Además, esta pieza se caracteriza por una sencilla decoración geométrica impresa, realizada con un elemento o matriz dentada. Ello es muestra del sentido artístico y/o deseo de implementar una valoración simbólica especial a estas vasijas cerámicas tan trabajosamente producidas.
 
Aun cuando nuestro conocimiento de la época neolítica en la Región de Murcia es todavía muy limitado, disponemos de algunos contextos excavados muy significativos; uno de los mejores es el yacimiento del Cagitán Bajo, en la planicie conocida como Campo del Cagitán, zona endorreica cuyos arroyos van a parar al río Quípar, en el municipio de Mula.
 
Las prospecciones y sondeos arqueológicos fueron realizados por A.M. Muñoz y, con posterioridad, continuados por C. Martínez. En ellas, se halló un material cerámico escaso pero muy interesante de cerámicas impresas de ungulaciones, asas de lengüeta y de cinta, un posible percutor de cuarcita y un molino de mano muy fragmentado. La técnica de depuración de las pastas y las técnicas decorativas empleadas en la fabricación de la cerámica son de una gran perfección.
 
El yacimiento se atribuye a un momento avanzado del Neolítico Antiguo y es, junto a Calblanque y el Peñón de Ricote, el único yacimiento al aire libre neolítico que se ha podido constatar en la Región de Murcia.