Voltar

La Pieza del día · ¡No sin mi cantimplora!

La Pieza del día · ¡No sin mi cantimplora!

#QuédateEnCasa con la Pieza del día del MAM

 

¡No sin mi cantimplora!

 

 

En la excavación de la sepultura nº 220 de la necrópolis ibérica del Cabecico del Tesoro, en el paraje de Verdolay (Santo Ángel, Murcia) se halló entre el ajuar funerario conservado, una cantimplora de cerámica común tosca muy porosa, que presenta numerosas vacuolas.

La pieza, completa, se caracterizaba por sus dimensiones reducidas, su perfil globular, su boca pequeña y preparada para llevar un tapón y una base plana.
 
Todo ello le hacía adecuado como recipiente para al transporte personal de en pequeños volúmenes, y, por tanto, asociado a un uso personalizado.
 
Aunque no se trata de una pieza lujosa de importación, como las barnizadas aticas, ni aparece decoradas con la típica pintura rojiza ibérica, pensamos que debía ser un objeto muy vinculado a la persona fallecida y que, por ello, se introdujo en su ajuar funerario, para que le acompañara en su nueva etapa.