Vissza

LATENTE · Patricia Gómez

Museo de Bellas Artes de Murcia (MUBAM) · Desde el 08/10/2014 al 30/11/2014

Inauguración: Miércoles, 8 de octubre, a las 20h

En la trayectoria artística de Patricia Gómez sus obras parecen siempre apelar a historias, que quedan ahí latentes, pero imaginables. Se trata la suya de una narratividad sin tiempo, biológica, en la que la pintura trata, y consigue, atrapar los procesos orgánicos a los que los seres y las cosas estamos sujetos, y que sólo a través de los cuales podemos expresar aquello que somos o hemos sido en cada momento.

Si en Hilos de la Memoria, el tema que motiva a Patricia posee un gran contenido biográfico, en Latente la propuesta artística opta por un tema formalmente de género, el retrato femenino. Pero no deja de ser una mera apariencia superficial. Y lo que Hilos de la Memoria tiene de vínculo y continuidad de la existencia personal, son
ahora la fijación instantánea de imágenes fulgurantes, esas inquietantes miradas de mujer.

Cabezas y rostros centran la presente exposición. Cuadros e instalación como dos partes enfrentadas de una misma idea, el espíritu habita la vida carnal, con la esterilidad a la que se ve abocado lo estrictamente mental. Las cabezas seriadas, forradas de la pasta de billetes triturados, son mentes de dinero. Multiplicables anónimamente representan la despersonalización absoluta y la no materialidad definitiva que supone, con toda la magnitud cultural que esto implica.

El dinero prima un único valor, el de ser medida universal de todas las cosas. Otra de sus características principales es el de su canjeabilidad absoluta, y, sobre todo, su esencia impererecedera, ajena a la naturaleza, pero monstruosamente viva. Con él la mente occidental ha conseguido, por fin, un absoluto por encima de las incertidumbres y finitudes de la existencia humana. Un logro del espíritu, equiparable, y cómplice, de la creencia en la vida eterna. Nuestras vidas parecen tener así una finalidad y un sentido inagotables.

Frente a estas cabezas impersonales, los rostros de mujer que ha pintado Patricia Gómez, concentran en su mirada, fijadas temporalmente en un único instante-imagen, el desafío de lo no canjeable, el valor de lo vivido, incierto y efímero, en continua progresión hacia la descomposición de lo carnal, que se expresa también en la repintura de maquillajes y máscaras, para reforzar el arder perpetuo de la mirada. Hay, además, detalles simbólicos, imágenes que aplican referencias a lo inasible e indecible, a lo incontable en el vértigo de la existencia que nos arrastra.

Joaquín Medina

Catálogo de la exposición


Pulsa sobre las fotografías para ampliarlas