Takaisin

CASTILLEJO DE MONTEAGUDO · Poder y producción en la Almunia del Rey Lobo

Museos de la Región de Murcia · Desde el 24/04/2019 al 30/09/2019

 Los restos monumentales del Castillejo de Monteagudo corresponden a un palacio fortificado, asentado sobre un cerro, situado a 4 km al noreste de la ciudad de Murcia. Presidió una finca de recreo o almunia, propiedad del estado musulmán, en la que convivieron tierras de regadío y de secano junto a zonas de bosque y almarjal. Su periodo de máximo esplendor coincide con el emirato de Muḥammad b. Sa’d Ibn Mardanīš (1147-1172), el rey Lobo de las crónicas cristianas, quien convirtió a Murcia en capital de una gran taifa extendida por los territorios orientales de al-Andalus. El estado mardanisí destacó por su pujanza económica, como demuestran las intensas relaciones comerciales y diplomáticas que mantuvo con los reinos cristianos y con las repúblicas italianas, así como por la cantidad y calidad de las monedas de oro que acuñó.

¿QUÉ ERAN LAS ALMUNIAS Y CÓMO SE LES LLAMABA?
Las almunias eran propiedades rústicas de los sultanes y de la aristocracia que se extendieron durante la Edad Media por los entornos de las ciudades del mundo islámico. En su mayor parte comprendían espacios cultivados y, a veces, zonas de pasto destinadas a la ganadería, que proporcionaban a sus propietarios notables ingresos económicos. Solían estar presididas por una residencia rodeada por una huerta de primor, a la que sus dueños se retiraban temporadas para disfrutar de la tranquilidad del campo y de la pureza del aire, lejos del ajetreo de la vida urbana. También en ellas se desarrollaron actividades oficiales propias del ceremonial cortesano. Aunque la mayor parte de estas fincas han desaparecido, total o parcialmente, su huella aún permanece reconocible en los entornos de muchas
ciudades históricas. (...)

Invitación

Lugar: Palacio de San Esteban, Murcia. C/ Acisclo Diaz